dimarts, d’abril 29, 2008

FAMA ¡a bailar!

En la festividad de Tersícore, hoy es el Día Internacional de la Danza me gustaría escribir un poco al respecto del programa FAMA ¡a bailar!.




Ayer, aunque ya era hoy (midnight is when the day begins...) finalizó, después de 116 días con la proclamación de Vicky como ganadora. [su nombre os redirige hacia un flog sobre ella].



Este programa del que me declaro ferviente, aunque no desde el primer día, fou concebido como un "nuevo formato de reality". Comenzó, tras sus pertinentes cástings, con veiente concursantes. Al final han sido 44 los alumnos que han pasado por la escuela. Se han dedicado a recibir clases y si seguías el programa comprobabas que las horas ociosas eran bastante escasas, especialmente en las últimas semanas... ¿Pero cómo llegué yo hasta aquí? Lo cierto es que siempre he sido un admirador de la danza; y aunque al principio no supe de él; gracias a mis visitas al New York fui cayendo paulativamente en sus redes (el perder el trabajo también ayudó). Pero el motivo más importante era que el programa te permetía ver cómo diez parejas de chavales, encerrados en un internado, trabajaban por aprender y mejorar en el muy duro mundo del baile. Obviamente el factor "reality" ha conseguido que sintamos cercanos a esas personas; que haya quien derramase lágrimas, que volvase sus ilusiones en las de ellas, o que las considerase como alguien de su círculo privado.



El programa ha sido muy criticado -pasad por su foro y veréis de todo- ya que se decía que no mostraba el verdadero mundo real de la danza, que los profesionales de ellos se sentían avergonzados, etc. Como ejemplo, algunos de los contratos que ya han conseguido firmar algunos de los participantes. Pero aunque aquéllas críticas puedan basarse en ciertos postulados más o menos ciertos; hay una cosa que nadie puede obviar, ni negar: FAMA ¡a bailar! ha permitido que la gente -y parece que en su mayoría gente joven- se hayan preocupado por ver danza. No debemos ser naïf y creer que ahora toda esa gente va a salir corriendo para pagar una entrada y ver un espectáculo de danza (parte de la audiencia ya lo hacía), pero puede que alguno sí; y además de dignificar el baile a lo mejor una nueva Tamara Rojo acaba de descubrir su vocación. Cierto es que se habrán despertado nuevas vocaciones que en breve desaparecerán cuando se descubra el durísimo camino que suponen; pero conseguir la cultura se popularice, especialmente con una de las hermanas pobres del arte me parece muy digno de elogio.

¿Acaso fue perjudicial la mítica serie que ha dado nombre al programa?





GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE HAN HECHO QUE MUCHAS PERSONAS HAYAMOS DISFRUTADO VIENDO Y SIGUIENDO FAMA ¡A BAILAR!

3 comentaris:

Sara ex-wrexhamiana ha dit...

I quan penses que ja ho has vist tot en aquesta vida... Et trobes al Natxo parlant de Fama!!! :)
Sense ànim d´ofendre però no t´hi feia..

A veure quan ens fotem una rondeta de pints... de esas buenas, jeje

MrTorture ha dit...

ja diuen que la vida sempre té capacitat de sorpresa. ;)

més d'una persona m'ha "criticat" per vore Fama; i supose que alguns han decidit no dir-ho, o fa temps que no ens veiem i no ho saben...

lo de les pints s'ha de fer... ara és un bon moment; de fet més o menys per aquestes dates farà un any ens trucaven per primera vegada pel tema de la Leonardo.

per cert, tu ara tens blog?

Anònim ha dit...

Natxo! Grande tu comment en mi flog (soy la Reich). Thanks! Comparto ese sentimiento de amor-odio hacia la hoja en blanco (no lo había olvidado, pero al hacer listas siempre hay algo que se queda fuera, y como que me daba miedo poner ésta en la lista de torturas, simplemente la dejé fuera, como si así no fuera a afectarme.. ilusa!)

Take care!